El sector agrario levanta la voz por la reconstrucción

El sector primario ha sido este lunes el protagonista de la comisión de reconstrucción de Les Corts Valencianes. AVA, La Unió y CONCOVAL han intervenido para exponer sus principales preocupaciones, detallar sus necesidades y dejar los imprescindibles para un sector que lleva años ahogándose con el aumento de costes de producción, la caída de la rentabilidad, el envejecimiento de su población activa, el desencanto por la política y la competencia desleal de unos y otros… y eso sólo a modo de resumen. Un dato escalofriante que hoy se ha escuchado en la propia comisión refleja la situación:

Hoy han levantado la voz y han sido bien claros!

La Unió de Llauradors i Ramaders, con su secretario general al frente de la comparecencia, ha propuesto el desarrollo de un instrumento público de estabilización de ingresos, dirigido al menos a los profesionales de la agricultura y la ganadería, en el marco del Programa de Desarrollo Rural cofinanciado por la UE, así como mancomunar servicios que favorezcan la puesta en el mercado de productos.

Carles Peris ha cifrado en 54.745 agricultores y ganaderos los que han dejado el sector entre 1997 y 2016, lo que representa una disminución del 33 %, mientras se permite la entrada de producciones de países terceros que «no cumplen los estándares” que se exigen aquí.

La Unió defiende la necesidad de que Les Corts impulsen y aprueben a la mayor brevedad posible una Ley de Creación del Consell Agrario de la Comunitat Valenciana, como órgano institucional para canalizar la participación de las Organizaciones Profesionales Agrarias en la elaboración de las políticas agrarias y de desarrollo rural.

Entre las propuestas, Peris ha citado crear una lista de prácticas comerciales desleales prohibidas en las relaciones entre compradores y proveedores en la cadena agroalimentaria, un clúster para promover el trabajo en red y visibilizar la potencialidad del sistema de innovación e investigación valenciano, e incrementar la investigación pública para desarrollar variedades públicas protegidas.

En la propuesta de que las Administraciones mancomunen servicios que favorezcan la puesta en el mercado de productos agrícolas y ganaderos, su transformación y venta directa (mataderos, salas de despiece, centros de envasados de miel, embotelladoras, obradores).

También ha planteado la creación de una red de emprendimiento y viveros de empresas agrarias para incrementar el éxito de las incorporaciones de jóvenes, la revisión de la normativa relativa a la preferencia comunitaria para que sea una medida efectiva, la reciprocidad a las producciones procedentes de países terceros en cuanto a las exigencias normativas europeas y que la Generalitat emita un informe completo de las consecuencias de cualquier acuerdo con países terceros.

Por su parte el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha apostado por medidas para reconstruir la agricultura, no solo por el bienestar del agricultor sino para toda la sociedad, como la creación de un Observatorio de precios y un sistema de inspección en puntos de venta de la trazabilidad, o inversiones para impedir que se instalen plagas o enfermedades.

Aguado ha pedido que se prioricen medidas derivadas de la Ley de estructuras agrarias, y el incremento del tamaño de las exportaciones y el poder de negociación en las compraventas.

La sanidad vegetal también es imprescindible para esta organización, con el fin de impedir que se instalen nuevas plagas o enfermedades en la Comunitat Valenciana, y en este sentido ha dicho que la Xylella fastidiosa debería estar ya erradicada.

Deja una respuesta

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial